Prepara tu piel para el Verano

 

TRAS EL FRÍO INVIERNO EMPIEZA A ASOMAR LA PRIMAVERA, CON SUS DÍAS MÁS LARGOS Y CÁLIDOS, QUE NOS LLENAN DE ENTUSIASMO. ES EL MOMENTO PERFECTO PARA PRESTARLE ESPECIAL ATENCIÓN A NUESTRA PIEL; PREPARÁNDOLA PARA EL CALOR Y PARA QUE LUZCA RADIANTE DE CARA AL VERANO. CON ESTOS CONSEJOS, CONSEGUIREMOS NUTRIRLA COMO ES DEBIDO Y EVITAR QUE SE DESHIDRATE.

Redacción y Amparo Luque. Periodista

1.- EXFOLIACIÓN

Con esta acción, liberaremos la piel de células muertas y podrá oxigenarse mejor. Lo aconsejable es hacerlo
con exfoliantes naturales que
podemos hacer en
casa, por ejemplo,
mezclando sal
marina de un grosor
medio con aceite de
coco o de oliva virgen extra. Aplicaremos esta mezcla en la
piel de todo el cuerpo con un masaje circular y después nos ducharemos normalmente con un jabón natural.

2.- HIDRATACIÓN

La hidratación de la piel es algo fundamental, ya que, a través de ella, se pierde gran cantidad de humedad. De este modo, adquiere un aspecto envejecido, áspero y arrugado. Debemos ser conscientes de que si la piel está deshidratada es más fácil que se agriete y sufra. Además de ingerir suficiente agua cada día, un gran aliado para nuestra piel son las sales de Schüssler, en concreto el trío SOfT, ya que nos ayuda a preparar y nutrir la piel desde el interior. Lo podemos encontrar en farmacias.

Las sales que se deben utilizar:

¿Cómo utilizarlas?

Aplicar la pomada nº1 por la mañana

Aplicar la pomada nº11 por la noche


*Las pomadas se pueden aplicar solas o mezclarlas con nuestra crema habitual.

En cuanto a los comprimidos, deberemos disolver por la mañana y por la noche dos comprimidos de cada sal en medio vaso de agua caliente y beberlo lentamente, manteniendo cada sorbo en la boca unos segundos antes de tragar. También se pueden poner tres comprimidos de cada sal en una botellitae ir bebiendo durante el día.
También podemos utilizar aceite de coco Effagold para lucir una piel hidratada.

 3.- PROTECCIÓN

Igual de importante que hidratar la piel es protegerla. Debemos tener en cuenta que una exposición prolongada al sol sin protección es potencialmente peligrosa, por ello, pongamos atención a los siguientes consejos:

- Usar un Factor de Protección Solar (FPS) adecuado a nuestro tipo de piel: cuanto más blanca, mayor deberá ser. A mayor FPS, mayor protección.

- Aplicar el FPS media hora antes a
la exposición solar e ir renovándolo cada poco tiempo.


- Evitar tomar el sol en las horas de mayor radiación (de 12 h a 15 h)


- No exponer nunca a bebés al sol sin protección, su piel se quema muy fácilmente.

Si tras un día de excursión o una jornada en la playa o la piscina nos hemos quemado, podemos tomar la sal de Schüssler nº 3. Ferrum phosphoricum D6 y aplicar un gel de caléndula que nos refrescará la piel y la regenerará rápidamente, además de proporcionar una sensación

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA