Ozonoterapia ¡Mocos Fuera!

 

 

 

 

Por Núria Oliver. Tizón Fisioterapeuta Respiratoría Postgrado Terapias Naturales St. Joan de Deu. Col. 3061

 

TRATAMIENTO NATURAL DE LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

En los últimos años la incidencia de patologías respiratorias ha aumentado de forma muy considerable, sobre todo en los niños, donde las patologías de repetición son cada vez más frecuentes y empiezan en edades más tempranas. Las causas son diversas. El aumento de la contaminación, el humo del tabaco y los sistemas de calefacción de los edificios, hacen que el aire que respiramos en las zonas urbanas tenga un efecto irritativo sobre las vías respiratorias.

Si a eso le sumamos el estrés, el exceso de vacunación y de fármacos, los malos hábitos alimentarios y la baja calidad de los alimentos, se comprende por qué disminuyen nuestras defensas y nuestro sistema respiratorio empeora día tras día.

LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE NASAL

La nariz es la entrada principal de las vías respiratorias. Entre sus varias funciones podríamos destacar que acondiciona el aire que respiramos para que llegue a los pulmones limpio d impurezas y con la humedad y la temperatura necesarias. Si tenemos en cuenta que inspiramos unos 6 litros de aire por minuto, al cabo del día pasan casi 10.000 litros de aire por nuestra nariz; este aire es calentado en la nariz alcanzando los 31-34ºC en la rinofaringe y de 36-37ºC en los alveolos pulmonares, y humedecido en un 79% en las fosas nasales y un 100% en los alveolos.

Otra función importante es la depurativa y defensiva: el aire que respiramos es una mezcla de gases que contiene, además, virus, bacterias y partículas en suspensión. Al entrar en la nariz, las partículas grandes son retenidas por las vibrisas (pelos) del vestíbulo nasal y las más pequeñas se adhieren a la mucosa respiratoria, la capa que recubre el interior de todas las vías respiratorias, con gran capacidad bactericida. Esta mucosa dispone de un mecanismo que arrastra el moco, hacia la rinofaringe, donde puede ser deglutido o expulsado hacia el exterior.

Factores como un ambiente seco ralentizan este movimiento, llegando incluso a pararlo, favoreciendo así la acumulación de la mucosidad en el interior de la rinofaringe. Esta acumulación se convierte en el caldo de cultivo perfecto sobre el cual los microbios encuentran su ambiente ideal para reproducirse y desencadenar infecciones.

La limpieza de las cavidades nasales es un punto fundamental en todas las patologías que afectan a las vías respiratorias.

¿POR QUÉ CON AGUA DE MAR?

Porque el agua de mar se considera la primera agua minero-medicinal por excelencia, contiene 300mg/l de sustancias orgánicas y 94 de los 104 elementos de la tabla periódica y actúa como un “totum” ionomineral. Es nutritiva, regeneradora, mucolítica, antiinflamatoria, antibiótica e inmunoestimulante; el agua de mar es un auténtico medicamento dotado de grandes posibilidades en el tratamiento de las patologías respiratorias y del oído. Las curas inhalatorias con agua de mar producen un efecto positivo sobre los procesos inflamatorios, una inhibición de las infecciones y una normalización de la producción de moco.

 

 

Compartir Follow HomeopatiaViva on Twitter

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA