¿Hogar o guardería?

La asistencia de niños a la guardería en edades tempranas se ha incrementado en los últimos años. Este aumento se  debe a que ambos padres ahora trabajan fuera de casa y al aumento de familias monoparentales.

Por Dr. Aúz Castro. Pediatra.

Es sabido por parte de familiares y pediatras que durante los primeros años de escolarización de los niños pequeños se produce un aumento de los procesos infecciosos que interrumpen la vida laboral de la familia, generan un gran número de consultas y crean la incertidumbre de si es más adecuado el cuidado fuera del domicilio o si se debe hacer dentro
de la casa.

Numerosos estudios han demostrado una tasa mas elevada, en niños de guardería, de enfermedades agudas que en niños de edad similar atendidos en la propia casa.

Se han comprobado una mayor incidencia de infecciones respiratorias en general y en especial infecciones en vías respiratorias altas (catarro común, corizas, rinitis). También de vías respiratorias bajas (bronquiolitis, bronquitis, crup, neumonía). También otitis media aguda, otitis con otorrea, gastroenteritis agudas y conjuntivitis bacterianas.

El aumento de infecciones se produce sobre todo en el primero y segundo año, tendiendo a estabilizarse o disminuir en el tercer año.

Se han descrito factores agravantes como tener hermanos mayores, exposición al humo del tabaco, nivel socio económico bajo, sexo masculino, prematuridad, bajo peso al nacer, nacer en invierno, alimentación con fórmula y padres alérgicos.

También se ha visto que la duración del padecimiento es más larga en los niños de guardería que en los que permanecen en la casa. Suelen ser patologías recurrentes la bronquiolitis y la otitis. No hay evidencia de que éstas patologías dejen secuelas.

No se ha podido demostrar que la socialización temprana del niño aporte algún beneficio a su escolarización posterior.

El único tratamiento y prevención que ofrece la terapéutica convencional son los lavados nasales y en algún caso antiinflamatorios no esteroideos. Fuera de la lactancia materna, prevención del hacinamiento, profilaxis de exposición e ingesta de probioticos no hay medidas de prevención en la terapéutica convencional.

En homeopatía tenemos una serie de medicamentos que nos ayudan a superar y prevenir estos procesos infecciosos.

LOS ENUMERAMOS POR ORDEN ALFABÉTICO

  • ECHINACEA AUGUSTIFOLIA

Aumenta el numero de leucocitos y en consecuencia las defensas inmunitarias contra infecciones bacterianas. Es por tanto un estimulante de las reacciones defensivas, dando un aumento a la resistencia del organismo a las agresiones de los agentes patógenos. Es útil, por tanto en procesos infecciosos y supurativos de origen variado.

  • ELEUTHEROCOCCUS

Aumenta la resistencia física contra el estrés, adaptando al organismo a superar con más facilidad las situaciones de carga extraordinaria y previniendo la aparición de enfermedades. Es útil como tónico en situaciones de cansancio, debilidad y cuando hay una reducida capacidad de rendimiento. Ayuda en la convalecencia.

  • PRÓPOLIS

Antibacteriano natural con acción bacteriostática y bactericida. Tiene acción también contra cepas de virus y contra muchos hongos.

  • THUJA

Indicado en patologías crónicas y de repetición, Tiene acción sobre rinofaringitis, amigdalitis recidivantes, otitis seromucosas, catarros tubaricos y sinusitis crónicas. Es útil en bronquitis crónica y asma. Combate las infecciones urinarias crónicas o recidivantes. Es útil en conjuntivitis. Soluciona los problemas que aparecen en el transcurso de una antibioticoterapia, corticoterapia o vacunación.

Más del 20% de la población activa utiliza los servicios especializados de guardería para el cuidado de sus hijos.

 
 

Compartir Follow HomeopatiaViva on Twitter

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA