EVITA EL ESTREÑIMIENTO: Probióticos, tu ayuda diaria

 

LOS CAMBIOS DE HÁBITO EN DIFERENTES ÉPOCAS DEL AÑO PUEDEN ALTERAR LA MICROFLORA INTESTINAL Y PRODUCIR MOLESTIAS DIGESTIVAS FACILITANDO LA APARICIÓN DE ESTREÑIMIENTO O ALTERACIONES DEL TRÁNSITO INTESTINAL, COMO DIGESTIONES PESADAS O SENSACIÓN DE HINCHAZÓN ABDOMINAL.

Siempre hemos de tener en cuenta que la clave de nuestra salud reside en nuestros intestinos y en nuestra digestión, que llegan a considerarse una de las grandes bases para la salud humana y el bienestar. Todo empieza en los intestinos, que no son simples órganos de absorción y digestión. Son elementos muy relevantes para la actividad inmune.

El intestino delgado y su flora intestinal actúan previniendo enfermedades y reaccionando ante factores que puedan alterar nuestra salud. Además, el intestino grueso juega un papel clave en el estreñimiento y, por tanto, en nuestro bienestar diario.


Algunas molestias digestivas, como las digestiones pesadas o la sensación de hinchazón abdominal, pueden indicar un desequilibrio en nuestra microflora intestinal. Por eso es muy importante mantener nuestra flora intestinal equilibrada. Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud de las personas que los toman. Tomar regularmente una combinación de lactobacilos y bifidobacterias, las dos especies probióticas clínicamente más estudiadas del mundo, ayuda en gran medida a aliviar el problema del estreñimiento. Si mantenemos el equilibrio en nuestros intestinos, tendremos parte del problema resuelto, ya que es en el intestino grueso donde se extrae la mayor parte de agua de las heces y se convierten en un desecho sólido.

Cada vez son más los expertos que recomiendan tomar probióticos para “alimentar y mantener sanos” los microorganismos beneficiosos de nuestro intestino para equilibrar la flora intestinal y así evitar problemas como el estreñimiento o la hinchazón. Cuando llega el buen tiempo, las vacaciones y las altas temperaturas, es muy importante no desequilibrar en exceso nuestra alimentación ni saltarnos nuestros hábitos diarios. Es clave asegurar que a diario seguimos cuidando nuestra salud en general y el equilibrio de la microflora intestinal en particular. Es decir, es clave tomar cada día un probiótico.

NO TODOS LOS PROBIÓTICOS 
SON IGUALES


Para que los probióticos realicen su función de equilibrio y apoyo a la digestión, y nos ayuden a evitar problemas como el estreñimiento, es necesario que lleguen vivas al intestino un número importante de bacterias beneficiosas que portan estos productos. Para que esto se consiga, debemos tener en cuenta diferentes factores, como la composición de los complementos probióticos y la forma en la que los tomamos. Es esencial que las cápsulas probióticas vayan protegidas por recubrimientos que les permitan pasar a través de los fluidos gástricos sin sufrir daños. Sin esta protección, las bacterias son destruidas por los ácidos del estómago en gran medida y acaban por no ayudar en nada. Por eso es esencial buscar productos cuyo proceso de encapsulación asegure que la totalidad de las bacterias se mantienen intactas cuando llegan al intestino. 

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA