El inicio de la dentición de nuestros peques

La dentición temporal o de leche, aparece aproximadamente durante el tercer trimestre de vida del bebé y finaliza  alrededor de los 3 años.

Pese a que el crecimiento dental es un proceso completamente natural, existe una sintomatología asociada, uno de los principales motivos de consulta por parte de los padres en nuestras clínicas.

Dicha sintomatología está causada por el proceso inflamatorio a nivel local de los tejidos gingivales antes del crecimiento del diente, y está caracterizada por las siguientes manifestaciones clínicas: existe un enrojecimiento e inflamación de la encía del bebé cuyas consecuencias son el aumento de salivación y el babeo.

En algunos casos, si el aumento de secreción es muy abundante, puede dar lugar a una disminución en la consistencia de las heces produciendo así irritación y eritema en la zona anal. También es bastante frecuente que el bebé introduzca los dedos y los puños en la boca con el fin de presionar las encías y así aliviar el dolor gingival producido por la inflamación.

A nivel sistémico, ocasionalmente, podemos hallar estados de febrícula, es decir fiebre baja, también generada por todo el proceso inflamatorio. Estas manifestaciones orales y sistémicas suelen ir acompañadas de una sintomatología general en el bebé, presentando una mayor irritabilidad acompañada de inquietud, disminución del apetito, mayor facilidad al llanto y alteración del ritmo del sueño.

Toda la clínica descrita anteriormente, suele ceder en unos días, pero podemos aliviar el malestar del bebé utilizando mordedores. También se recomienda frotar la encía ejerciendo una presión suave con el dedo, previamente humedecido en agua fría y en algunos casos, donde los síntomas podrían agudizarse, suministrar algún medicamento como analgésicos y antiinflamatorios.

Dentición y Homeopatía.

Una buena opción es la Homeopatía. El uso de un preparado de diluciones homeopáticas tales como Belladona, Chamomilla, Ferrum phosphoricum, Hepar sulfuris y Pulsatilla conjugan propiedades analgésicas, antitérmicas y antiinflamatorias calmando los molestos síntomas que padece el bebé: salivación intensa, dolor de oídos, irritabilidad, sueño y apetencia alterados, febrícula, etc.

Durante los últimos años son muchas las mamás españolas que han probado y confían en la homeopatía para aliviar los problemas de dentición de sus bebés.

CONSEJO:

Los productos de este tipo son complejos homeopáticos que ya incorporan todas las cepas conjuntamente. Los comprimidos se pueden disolver en el biberón de agua para que el bebé vaya bebiendo a lo largo del día.

Dra. Ariana Calvo Bañares
Colegiada: 4469 Clínica Dental Ares

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA