Beneficios del Siliceo

El “remedio del envejecimiento”

El ácido silícico es uno de los remedios curativos más antiguos de la humanidad, los antiguos egipcios ya lo utilizaban contra las enfermedades y para la belleza, tal y como aparece en los papiros de la época. El silicio o Silicea es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre después del oxígeno.

¿Qué beneficios nos aporta la sal número 11? Silicea D6

• Participa en la formación de colágeno, proteína necesaria para la regeneración de los cartílagos articulares

• Actúa sobre el cabello, piel y uñas, aportándoles elasticidad y fortaleza.

• Refuerza la formación de los huesos durante el crecimiento.

• Mantiene la elasticidad y la estabilidad los vasos sanguíneos y los protege contra la arteriosclerosis.

• Mejora la cicatrización de la piel tras alguna herida.

• En tratamientos a largo plazo, puede ayudar a retrasar el envejecimiento prematuro de la piel.

• Ayuda en caso de problemas de exceso de sudoración.

• Mejora el acné, especialmente el que se produce en la frente, el cuello y la espalda.

• Gracias a su capacidad para reforzar el tejido conectivo, ayuda a prevenir las estrías.

Los beneficios de las sales minerales

El tejido conectivo de nuestro cuerpo necesita Silícea para tener mayor elasticidad y así poder prevenir problemas de envejecimiento, caída del cabello o uñas quebradizas.

Las sales minerales, o Sales de Schüssler son sales inorgánicas formuladas según los principios homeopáticos, por lo que presentan un alto rango de seguridad en toda la población (incluidos niños y embarazadas).

El Dr. Schüssler formuló un total de 12 Sales inorgánicas básicas para el correcto funcionamiento del organismo. Entre estas 12 sales se encuentra la sal nº 11, Silicea.

¡Mejorar y rejuvenecer el aspecto de tu piel es muy fácil!  Basta con seguir este tratamiento con la sal mineral 11.Silicea D6 durante 8 semanas para ver cómo mejora nuestro aspecto.

-Comprimidos: dejaremos disolver en la boca 2 comprimidos tres veces al día.

-Pomada: Realizar un suave masaje, un mínimo de 2 veces al día en las zonas afectadas.

¿Quieres además tener tu propio jabón de Silicea? Te explicamos cómo hacerlo:

Necesitas:

100g de virutas de jabón rallado de aceites vegetales (no perfumado), 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de miel, 15 gotas de esencia (por ejemplo de lavanda) 200 g de agua y 10 comp. de la sal de Schüssler nº11 (Silicea).

Mezcla las virutas de jabón en una olla con un poco de agua a fuego lento y añade los comprimidos (previamente triturados) y remueve, después añade el aceite de oliva.

La mezcla no debe ser ni demasiado compacta (en este caso añade agua) ni demasiado líquida (en este caso, apártala del fuego y déjala enfriar).

Vierte la masa en moldes untados con aceite y déjala reposar en lugar seco durante 2-3 semanas.

 
 

Compartir Follow HomeopatiaViva on Twitter

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA