Aumenta el rendimiento físico con Sales

Las Sales Minerales son moléculas inorgánicas presentes en todos los seres vivos que se encuentran disueltas o en estado sólido (precipitadas) y que también se pueden asociar a otras moléculas orgánicas.

La sal es fundamental en todos los procesos musculares dolorosos, traumatismos, sobreesfuerzos y cuando aparecen agujetas y calambres.

Aplicación de las sales en el deporte.

La utilización de las sales en el deporte nos va a resultar de gran ayuda, no sólo su utilización en aquellas patologías producidas por su práctica, sino también, como ayuda en la recuperación y como ayuda ergogénica. Ante todo es importante llevar una alimentación equilibrada y suficiente, dependiendo de la práctica deportiva que se desarrolle, para permitirnos y asegurarnos unas reservas de glucógeno y calorías adecuadas, así como vitaminas y minerales.

Un factor muy importante y al que muchas veces no se le da la suficiente importancia es la toma de líquidos. El deportista no debe esperar a tener sed para beber, ya que el cerebro, no inicia una respuesta a la sed hasta que ha perdido una buena cantidad de agua. or eso, los deportistas deberían beber y forzarse a ello, tanto antes como durante el evento deportivo.

¿Qué sales tomar si practicamos deporte?

  • Sal número 1.Calcium fluoratum D6: para reforzar los ligamentos.
  • Sal número 2. Calcium phosphoricum D6: revitaliza el sistema óseo, para los dolores epifisarios, en las cervicalgias.
  • Sal número 3. Ferrum phosphoricum D6: sal especialmente indicada para aumentar el contenido de oxígeno en sangre y en todos los estados primarios de inflamación, fiebre y dolor.
  • Sal número 4. Kalium chloratum D6: en los dolores reumáticos con derrame que empeoran con el movimiento y como antiinflamatorio.
  • Sal número 5. Kalium phosphoricum D6: se utilizará en las recuperaciones después de los esfuerzos, cuando hay exceso de entrenamiento y en las atonías musculares, en los agotamientos físicos, en los trastornos neuromusculares tipo parexia y en las anemias normosiderémicas. Aumenta la vitalidad.
  • Sal número 6. Kalium sulfuricum D6: en los dolores que irradian de un lado a otro, en dolores erráticos y punzantes.
  • Sal número 7. Magnesium phosphoricum D6: se utilizará en todos los procesos musculares dolorosos, en los traumatismos, en los sobreesfuerzos, cuando aparecen agujetas, espasmos y calambres.
  • Sal número 11. Silicea D6: en la recuperación de las lesiones musculares y articulares ya que acelera los procesos de regeneración de las estructuras dañadas.

¿Cómo tomar las sales?

Por Oskar Kastejón Elbira. Médico homeópata. Miembro de la Asociación de Euskadi de Medicina en el Deporte.

• Es importante dejar disolver el comprimido lentamente en la boca, sin líquido adicional para una mejor absorción a través de las mucosas.

• Seguir con el tratamiento hasta el restablecimiento del “equilibrio bioquímico”.

• La mejoría total o parcial depende de la intensidad de la alteración, el estado físico general y la constitución psíquica.

 
 

Compartir Follow HomeopatiaViva on Twitter

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA