Para cada tipo de piel, una solución

Las irritaciones en la piel de los bebés son un problema que se da con mucha frecuencia, y es que la extremada sensibilidad que tiene la piel de los más pequeños hace que cualquier roce (con la ropa, por ejemplo) cause una irritación que puede llegar a ser muy molesta para ellos.

CALMA LAS IRRITACIONES DE FORMA SUAVE, EFECTIVA Y NATURAL.

Nuestro pequeño puede presentar diversos tipos de irritación, y por tanto su piel se mostrará más o menos enrojecida y él estará inquieto. Si es todavía un bebé debemos tener sumo cuidado con la zona del culito ya que el uso constante del pañal puede dañarlo y hacer que presente un aspecto muy enrojecido.

Para irritaciones leves del culito podemos utilizar una crema de caléndula en cada cambio de pañal. Esta crema proporcionará hidratación y protección a su piel y evitará las rojeces típicas del pañal. En caso de irritación severa, abrupta o dermatitis del pañal, utilizaremos una pomada de caléndula que sirve para recuperar la piel de lesiones.

En caso de quemadura por roce (sobre todo en verano), podemos utilizar un gel a base de caléndula que proporcionará inmediato frescor y recuperación de la zona afectada.

* Sería también conveniente limpiar el culito con toallitas a base de caléndula.

La suavidad de la caléndula

La Calendula officinalis es utilizada desde hace siglos como planta medicinal, especialmente para el tratamiento de lesiones cutáneas, heridas, dermatitis y trastornos circulatorios. El extracto de las flores utilizado como “uso tópico” favorece la cicatrización. Hace ya muchos años que la planta de Calendula ocinalis se utiliza para el cuidado de la piel, por sus diferentes características (bactericida, antiflogística, refrescante y protectora, entre otras), además se considera especialmente adecuada para tratar la piel del bebé.

 
 

Compartir Follow HomeopatiaViva on Twitter

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distributed by: TAEMSA