Estreñimiento Infantil

Fácil de resolver con buenos hábitos

 

 

 

 

 

 

ES UN PROBLEMA MUY FRECUENTE EN BEBÉS Y NIÑOS. PERO NO CONVIENE AGOBIARSE, YA QUE UNAS SENCILLAS PAUTAS AYUDARÁN A ALIVIARLO.

Por Alicia González. Redacción revista Mi Pediatra

Padecida por más de siete millones de españoles, el estreñimiento es la alteración digestiva más común. Los niños son uno de los colectivos más afectados: motiva el cinco por ciento de las consultas al pediatra de atención primaria y uno de cada cuatro niños que acude al especialista en gastroenterología pediátrica lo hace por esta causa.

Los especialistas hablan de estreñimiento infantil cuando se producen menos de tres deposiciones a la semana con heces duras que provocan dolor y que puede derivar en falta de apetito, inapetencia, malestar y cansancio.

¿DÓNDE ESTÁ LA CAUSA?

En los primeros meses de vida, puede ser debido a una inmadurez intestinal o al paso de la leche materna a la leche mixta, que endurece más las heces. De cualquier modo, en la mayoría de los casos, el estreñimiento crónico en el niño es funcional, y en menos de un 10% de los casos es orgánico, estructural, metabólico o medicamentoso.

El estreñimiento funcional tiene varias causas, entre ellas, la predisposición genética, aunque la más importante en el niño en edad es la retención por el miedo a la defecación dolorosa, a la distracción constante por juegos o por falta de atención, al rechazo a utilizar servicios públicos, etcétera, en ocasiones favorecido por algún factor desencadenante como proceso febril, fisura anal, etc.

SOLUCIONES EN NUESTRA MANO

A veces basta con introducir cambios en la dieta o modificar el hábito de ir al baño. Conviene acostumbrar al niño a sentarse en el inodoro todos los días, a poder ser a la misma hora, a los 15 ó 20 minutos de una comida, sin forzarle ni darle mucha importancia y si lo consigue, alabando su progreso, pero sin hacerle sentir mal si no lo logra. Por otra parte, hay que procurar que los niños sigan una dieta rica en fibra (fruta, zumos, verdura, legumbres, cereales, etcétera…), tomen mucho líquido y hagan ejercicio para favorecer el tránsito intestinal.

Si el niño tiene que tomar medicación, hay que administrarla según lo prescrito por el pediatra, mantenerla el tiempo indicado –entre tres y seis meses- y no suspender el tratamiento en cuanto haya una mejoría.

EL NIÑO ESTREÑIDO SUELE:

- Tener antecedentes familiares: ser hijo de padres que sufren o han sufrido este trastorno.

- No tener un horario fijo para ir al baño y no acudir cuando tiene ganas.

- No hacer deporte a menudo.

- Beber menos de cuatro vasos de líquidos al día.

- No comer verduras, frutas, legumbres ni cereales con regularidad.

 FIBRA EN SU JUSTA MEDIDA

Durante la lactancia, la leche materna cubre todas las necesidades nutricionales del bebé pero, una vez finalizada, hay que proporcionar al niño alimentos sólidos, entre los que elegiremos algunos con fibra. Pero ¿cuánta deben tomar? Las recomendaciones en cuanto a las cantidades de fibra que deben tomar los niños pequeños (a partir de dos años) se guían por la aplicación de la regla “edad más 5”. Es decir, se le suman cinco a los años del niño, y el resultado serían los gramos diarios que debe tomar. Por tanto, un niño de cuatro años, debería ingerir 9 gramos al día de fibra.

Eso sí, hay que ir incluyéndola poco a poco en la dieta del niño y sin llegar a un consumo excesivo de la misma ya que le puede producir inflamación intestinal y gases, entre otras cosas. Además, se recomienda beber mucha agua.

SUMARIO:

El estreñimiento infantil se manifiesta mayoritariamente entre los dos y los cuatro años. 

CONSEJO HV

Las sales minerales del Dr. Schüssler, pueden ser de gran ayuda en casos de estreñimiento infantil, en concreto, la sal nº 10. Natrium sulfuricum D6.

• Regula el metabolismo mineral de las células epiteliales de la mucosa del intestino grueso.

• Terapia bioquímica mineral avalada por más de 120 años en el mercado europeo.

• Fabricado según método original del Dr. W. H. Schüssler.

• Compatible con otros tratamientos.

INFORMACIÓN DE TRATAMIENTO 

LACTANTES

1 comprimido 2 veces al día. Se puede disolver en un poco de agua en el biberón.

NIÑOS 1-6 AÑOS

1 comprimido 3 veces al día. Los comprimidos se deshacen en la boca o se disuelven en  un poco de agua.

+ info: www.salesdeschussler.com

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distributed by: TAEMSA