El cuidado de las mascotas en invierno

“PASEMOS UN BUEN INVIERNO”

Por Gemma Hervàs. Veterinaria/homeópata. www.gemmahervas.com

El otoño es el momento idóneo para tomar medidas preventivas encaminadas a evitar que nuestra mascota, durante el invierno, padezca problemas de salud o enfermedades.

CÓMO PREPARAR A NUESTROS PERROS Y GATOS PARA EL INVIERNO:

Con la llegada del frío, se perderá el pelo de verano y el manto de los perros y gatos empezará a cubrirse de lana. Este puede ser nuestro primer campo de acción: ayudar a la muda haciendo que ésta se concentre en el tiempo y mejorar al máximo la calidad de la lana que se va a formar; para esto, usaremos la sal de Schüssler nº 11: Silicea (ver posología al final del artículo).

Los “resfriados”: en los perros se llama traqueobronquitis infecciosa canina o “tos de las perreras”. Es una enfermedad infecciosa de las vías respiratorias altas. Los síntomas suelen ser falta de  apetito, tos y a veces fiebre con postración. Normalmente se trata de una enfermedad banal que se cura sola o con un simple tratamiento; sin embargo, hay un grupo que podemos considerar “de riesgo”, en el que dicha infección puede complicarse con otros problemas respiratorios más graves (bronquitis, neumonía, tos persistente, …). Estos pacientes son los cachorros, perros de edad avanzada, razas braquicéfalas o de “morro chato” (Boxer, Bulldog, ….) y algunos individuos especialmente sensibles a padecer este tipo de afecciones o animales que ya tienen otras enfermedades que provoquen un funcionamiento deficiente del sistema inmunológico.

Los gatos también sufren infecciones de las vías respiratorias altas, aunque éstas son poco frecuentes en gatos caseros bien vacunados. Los síntomas que veremos, dependiendo de la gravedad, son: pérdida del apetito, depresión, fiebre, estornudos y descargas nasales y oculares mucosas. Los animales más afectados serán los cachorros, gatos no vacunados, razas de cara chata (como el Persa) e individuos con alteraciones en el sistema inmunológico, como son los gatos afectados por peritonitis infecciosa felina, leucemia felina y/o inmunodeficiencia.

COMO ESTIMULANTE DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO ESPECÍFICO PARA ESTAS AFECCIONES RESPIRATORIAS, USAREMOS MUNOSTIM GRÁNULOS.

El invierno también puede resultar duro para aquellas mascotas (sobretodo perros) de edad avanzada que padezcan artrosis, especialmente cuando el tiempo es muy frío y húmedo. Estos animales padecen dolor, les cuesta levantarse y al empezar a andar aparece una cojera que mejora con el ejercicio ligero. Si el dolor es intenso, puede haber aversión a moverse. En estos casos, les podremos ayudar con una combinación de la sal de Schüssler nº 11: Silicea y la nº 5: Kalium phosphoricum. El tratamiento se puede realizar durante todo el invierno.

POSOLOGÍA
MUNOSTIM GRÁNULOS:

Perros: 3 gránulos / 2 veces cada día durante todo el mes de octubre y durante todo el mes de diciembre.
Gatos: 2 gránulos / 2 veces cada día durante todo el mes de octubre y durante todo el mes de diciembre.

POSOLOGÍA PARA LAS SALES DE SCHUSSLER EN COMPRIMIDOS:
 

Gato y perros hasta 5kg: ½ comprimido/3 veces al día.
Perros: de 6 a 20kg. 1 comprimido/ 3 veces al día.
Perros de más de 20kg. 2 comprimidos / 3 veces al día.

Los comprimidos se disuelven en 1-2ml de agua y se administran vía oral al animal con la ayuda de una jeringuilla.

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distributed by: TAEMSA